Blog

[DIY] Mini muñeco de nieve

[DIY] Mini muñeco de nieve

¿Sabes que con unas nueces y un poquito de plastilina puedes sorprender y sacar una sonrisa a tus amigos y familia?

Nosotras hemos convertido en una tradición el hecho de obsequiar a los nuestros con un detallito elaborado entre todos. Es divertido y súper recomendable para su creatividad, además puedes aprovechar para incidir en la importancia del reciclaje, pues es que para esta manualidad vas a necesitar comprar bien poca cosa.


Esta Navidad, más que nunca, es una buena oportunidad par demostrar como son de importantes para nosotros la gente que queremos.

Para llevarla a cabo vas a necesitar el siguiente material:

- Unas nueces

- Plastilina blanca

- Palillos planos o palillos color naranja

- Unos metros de cinta, cordón o lana

- Unas lentejuelas o botones


Opcional:

- Mini pincitas de madera

- Sobrecitos blancos

- Cajita de cartón

- Silicona

Lo primero que debemos hacer es abrir las nueces, teniendo en cuenta que de cada nuez saldrán dos muñequitos. Para abrir la nuez sin que se rompa utiliza un cuchillo plano.

Una vez tengas las cascaras de la nuez limpias, rellénalas con plastilina blanca 

Ahora viene el momento de que intervengan tus pequeños haciendo un par de bolitas que formaran el cuerpo y la cabeza. Coge un palillo y quítale un trozo (si hace falta) y húndelo en la plastilina de la cascara y clava las dos bolitas. Verás que con ese sencillo gesto se empieza a adivinar el muñeco de nieve.

Una vez tengas el cuerpo montado, recorta de un palillo naranja un trocito de un 1, 5 cm y clávalo en la cabeza a modo de nariz. Adórnale el cuerpo con un par de lentejuelas y una bufanda que crearás con un trocito de cordón.

Ahora solo te falta pintarle un par de ojos con un rotulador negro.

Si te apetece y dispones de silicona o cola, puedes pegarle una base con un trocito de cartón para que se aguante de pie y no oscile por la redondez de la cascara.

Esta es la parte que más nos gusta en casa, la de dedicar el detallito a cada persona. Para ello podéis utilizar un sobrecito blanco, escribir un bonito mensaje y cerrar el paquete con una bonita cinta adhesiva o una pincita.

Otra bonita manera de presentarlo es en una cajita de cartón en la que te recomendamos poner una base de algodón para recostar al muñequito. 

Seguro que te encantará el resultado que aparte de quedar tremendamente bonito cumplirá con su objetivo de enternecer a su receptor. ¡Felices fiestas!

Deja tu comentario