Slow morning

Me declaro fan de los desayunos en familia. Siempre me ha gustado empezar el día compartiendo un ratito con los que más quiero y es una de las cosas que más eché de menos cuando me casé. Mi marido siempre se marcha antes que yo y claro, desayunaba sola. ¿He dicho sola? Ya no recuerdo ni como era...

Por aquel entonces sólo desayunaba en compañía el fin de semana, pero ese problema desapareció en el momento que fui madre. Desde entonces han vuelto los desayunos en familia aunque, a veces, me gustaría tomarme un café en silencio con la mirada perdida (os hacéis una idea, ¿verdad?) jejeje...

Ahora ya, con dos niñas, los desayunos están cronometrados, por eso me gusta disfrutar de los fines de semana, poder empezar el día con calma y sin prisas. Siempre que podemos desayunamos en el comedor y cuando llega el buen tiempo salimos a la terraza. Mi hija mayor me ayuda con los preparativos: galletas, leche, azúcar, cacao… y la peque es la encargada de llevar cosas menos “peligrosas”; servilletas, individuales, cañitas… es decir, cosas que no se rompan. Mientras, el padre de las criaturas, prepara cafés, leches, tostadas y lo que haga falta. ¡Somos un gran equipo!

Hace un tiempo descubrí por instagram a Floureta de #elclubdeldesayunobonito y desde entonces su IG me tiene enganchada, no sólo por la belleza de su galería sino, además, por el significado de la comunidad que ha creado. En algunas de sus imágenes yo creo que incluso se puede apreciar el olor a café recién hecho. ¿No es genial poder disfrutar, aunque sea un poquito, de esos desayunos bonitos? El que no se conforma es porque no quiere.

Así que aprovecho este post para enseñaros mi slowmorning, mi desayuno bonito particular disfrutando de la vida y los momentos en familia. Porque los pequeños detalles son los que marcan la diferencia, por eso siempre tengo en cuenta a micumacu, (nuestras tazas y servilletas dan fe de ello). Animo a todo el mundo a que busque su ratito especial de conexión con la familia o con los amigos, pero sobretodo ese momento único donde se para el tiempo y no hay reloj que valga. Yo ya lo he encontrado, ¿y tú?

Deseandito que llegue el fin de semana. ¡Feliz día!

Yurema
Yurema icon clock02/03/2017